Inconstitucionalidad de la prisión preventiva

Nombre: Fernando
Apellido: Mon
Mail:
nandomon_18@hotmail.com
Registro: 040401881
Año: 5
Turno: Mañana
Comision: A

Título: Inconstitucionalidad de la prisión preventiva

En este artículo me propongo tratar brevemente el problema que implica el fenómeno del denominado "preso sin condena".En América Latina las tres cuartas partes de la población carcelaria estan constituidas por personas sometidas a prisión preventiva o encierro cautelar.En algunos países,como por ejemplo Venezuela,los presos no condenados componen más del 80% de las personas encarceladas.En nuestro país los procesados no condenados llegan al 60%.
Como podemos ver,las cifras antes expuestas nos muestran una situación en extremo irregular, nos señalan que la mayoría de las personas encarceladas en nustro país y en el resto de Latinoamérica, son inocentes pues no han sido condenadas por una sentencia. Esto implica una flagrante violación al principio o presunción de inocencia, ya que a mi modo de ver la prisión preventiva es una pena por más que a veces se diga que no tiene carácter punitivo sino de medida cautelar(cuya finalidad sería evitar la fuga del imputado o que éste entorpezca las diligencias judiciales o borre pruebas). Pero este intento de justificar lo injustificable choca de plano con la realidad:encarcelar a una persona es siempre un castigo, es siempre una pena.
La legitimación de la prisión preventiva como una medida cautelar procesal de naturaleza no punitiva es una ficción que se inventa para no ver la realidad y así evitar llegar a la conclusión de su inconstitucionalidad.En efecto, si asumo una posición realista inmediatamente me percato que el encarcelamiento es siempre una pena o castigo y que por lo tanto, la prisión preventiva es una pena pero una pena anticipada,es decir,establecida sin un juicio previo y en violación a la presunción de inocencia(encarcelar a una persona es tratarla como culpable).Además el encierro en una cárcel de una persona que no ha sido declarada culpable es una clara trangresión al principio de culpabilidad y, dicho sea de paso, al derecho de defensa en juicio(que el encarcelamiento obstaculiza).
Lo peor de todo es que se han dado casos de individuos que han pasado años sometidos a prisión preventiva para luego ser liberados por ser absueltos en el juicio oral.
Mi objetivo al escribir este artículo es dar a conocer un drama del que quizas no todos los estudiantes de la Facultad están enterados pero que nos incumbe, como futuros operadores del derecho, porque en gran medida está en nuestras manos revertir esta dolorosa situación, para lograr un sistema penal respetuoso de la dignidad,derechos y garantías de las personas.